Semifinalista y cerca del descenso (2005-2006)

El ex gobernador del Huila Jaime Lozada Perdomo asumió la presidencia del club en el 2005, buscando un saneamiento fiscal y la mejora en los resultados deportivos. Con él, llegó Bernardo Redín para dirigir nuevamente al equipo. En el Torneo Apertura, Atlético Huila logra clasificar por primera vez a los cuadrangulares semifinales de la Primera A al ocupar el sexto lugar con 26 puntos. Ya en los cuadrangulares, Huila fue superado por Santa Fe y Envigado FC. En el mismo cuadrangular B también estuvo el Once Caldas.

En el Finalización 2005, el nivel futbolístico del Huila decayó, finalizando la temporada en el puesto 16, produciéndose de nuevo la salida de Bernardo Redín. El 3 de diciembre de ese año la tragedia tocó por primera vez las puertas del Huila, con el fallecimiento del presidente Jaime Lozada Perdomo. En su reemplazo se posesionó el empresario Jorge Fernando Perdomo.

Para la temporada 2006 llegó Néstor Otero a ocupar el cargo de director técnico, con el primer objetivo de salvar al Atlético Huila del descenso. En el Torneo Apertura, Huila ocupa el puesto 15, quedando muy comprometido para el campeonato siguiente. Para el Finalización 2006, llegan como refuerzos los experimentados Víctor Bonilla, Leonardo Rojano y Bélmer Aguilar. El Huila hizo una gran campaña al ubicarse cuarto con 31 puntos y clasificando por segunda vez para los cuadrangulares semifinales.

En esa instancia fueron últimos del Grupo B, detrás de Cúcuta Deportivo, Independiente Medellín y Millonarios. Sin embargo, al ocupar la casilla 17 en la tabla de promedio para el descenso, debió jugar la serie de promoción (que comenzaba ese año), con el segundo equipo del torneo de la Primera B, el Valledupar F. C. El onceno 'Opita' ganó la serie con el marcador global de 3-0 y aseguró su permanencia en la Primera A para la Temporada 2007.

  • PROXIMA FECHA

    PROXIMA FECHA

  • RESULTADO

    RESULTADO