Miguel Rojas, conquistando el continente 

El ex futbolista profesional nacido en tierra huilense, integró la plantilla titular de aquel Once Caldas campeón de Copa Libertadores 2004 y estuvo a solo 12 pasos de conquistar la Intercontinental, dejando así una huella imborrable.

 

Miguel Rojas en la actualidad hace parte de la plantilla de entrenadores de la escuela deportiva Juventud Huila, buscando a diario enriquecer con su enseñanza a los jóvenes de la institución.

Sus inicios

Nació un 5 de marzo de 1977, junto a su madre y sus 3 hermanas emprendieron un sueño que se convertiría en una realidad, ser futbolista profesional. Desde muy niño ingresó a la escuela de fútbol Huila Correa, quien sería la encargada de formarlo en su etapa de niñez y adolescencia, antes de dar el gran salto a la Selección Huila y posteriormente el profesionalismo.

“Inicio en la escuela Huila Correa que fue la única donde estuve, mi paso por la escuela fue fundamental, pues me formó, me fundamentó, me enseñó para ser jugador profesional. Cuando el entrenador me conoció vio muchas cualidades en mí y así mismo empezó a trabajar para reforzar mi talento en la cancha y así ser mucho mejor en mi posición, durante muchos años pertenecí a esta escuela, siempre que salíamos a jugar campeonatos contábamos con un equipo muy competitivo, gracias a Dios casi siempre quedábamos en los primeros puestos y yo lograba exponer todo mi talento y en varias ocasiones quedar de goleador del torneo”, resaltó Miguel Rojas.

Gracias a su rendimiento y al trabajo de su entrenador, Miguel es convocado a la Selección Huila. Allí logra una vez más resaltar de gran manera con su grupo en los diferentes torneos, hasta tal punto de recibir el llamado del equipo profesional Atlético Huila para hacer parte de la pre-temporada del plantel donde posteriormente daría el gran salto al profesionalismo.

“En casa la situación era difícil, mi madre es cabeza de hogar, afortunadamente la cancha donde entrenaba era cerca a mi casa, pues yo vivía en el barrio La Libertad y los entrenamientos era en las canchas de Campo Marte, a la hora de desplazarme a los partidos siempre me las ingeniaba, ya sea prestando una bicicleta, pidiéndole a los del bus que me llevaran por menos precio en la puerta de atrás, colándome en el bus, muchas veces irme a pie, por lo que me tocaba levantarme unas horas antes para llegar a tiempo al partido, el apoyo de mi madre siempre fue motivacional”, dijo.

Debut

Tras una excelente pre-temporada, con 22 años y aprovechando al máximo lo que tal vez sería su última oportunidad en el fútbol, en el año 1999, Miguel debuta como futbolista profesional, en una posición nueva para él.

“Debuto con Néstor Abadía a finales del año 1999, me pusieron a debutar porque en ese momento el equipo carecía de laterales derechos, ya sea por rendimiento, lesiones o suspensión, es así como él empezó a ver un gran trabajo en mí, se dio cuenta que yo me podía desempeñar de la mejor manera en esa posición, de hecho, empezamos a trabajar en unos entrenamientos de lateral derecho donde lo hice muy bien, me di cuenta que era la hora de llegar al profesionalismo, pues era mi última oportunidad. Yo me desempeñaba como volante 10 pero el hecho de estar cerca al profesionalismo que era mi gran sueño, me llevó a trabajar fuerte en esta nueva posición. Gracias a Dios me fue bien y logré ser titular por mucho tiempo en el primer equipo”, expresó.

Carrera Profesional

El jugador formó parte de la plantilla hasta el año 2003, mismo año donde partiría a marcar historia al club Once Caldas, es así como el campeón del futbol colombiano de la época enfoca sus miradas en el lateral huilense y lo introduce en sus filas en un préstamo acordado con el club ´Opita´.

En el año 2006 pasa cedido a préstamo al Boyacá Chicó Fc, un año más tarde regresa a suelo manizaleño una vez más al Once Caldas, en la temporada 2008 viaja a la capital colombiana a formar parte del club Millonarios donde haría parte de la plantilla hasta el año 2009.

En el año 2010 hace parte 6 meses del Alianza Petrolera, y es el año 2011 donde retorna a suelo ´Opita´ para forma parte una vez más del club de sus amores el Atlético Huila, donde pondría fin a su carrera a la edad de 34 años.

Copa Libertadores 2004

Contra todo pronóstico, el Once Caldas de Manizales quien tendría en sus filas a un huilense, conquistaría el continente venciendo a los mejores equipos de América, marcando así una nueva era en esta competencia.

El conjunto manizaleño formó parte del grupo 2 junto a Maracaibo, Vélez Sarfield y Fénix de Uruguay. El rendimiento del equipo en esta primera ronda fue fenomenal, pues logró conseguir el liderato, clasificándose a fases finales una fecha antes.

Clasificaron a cuartos tras dejar en el camino a Barcelona de Ecuador. Se venía el primer gran reto, pues el conjunto blanco con Miguel Rojas en su plantilla titular, viajaban a Brasil a enfrentar al Santos FC de Robinho quien era la revelación de la época.

En una serie bastante disputada el Once Caldas de manera heroica lograría pasar una vez más de ronda. Se venían las semifinales, y en frente estaba un gigante de América, el Sao Paulo de Brasil. Una vez más lograrían un hecho histórico, pues con un empate en Brasil y una agónica victoria en Manizales, el Once Caldas clasificaría por primera vez a una final de Copa Libertadores lo que para muchos era una simple ilusión.

Final de Copa Libertadores

Boca Juniors equipo dominador de América en aquella época seria el rival del Once Caldas Para definir el título. En una doble final bastante disputada por ambos rivales, el Once Caldas logró sacar un valioso empate en la mítica Bombonera con la actuación de Miguel Rojas en la nómina titular.

Boca Juniors equipo dominador de América en aquella época seria el rival del Once Caldas Para definir el título de Copa Libertadores. En una doble final bastante disputada por ambos rivales, el Once Caldas logra sacar un valioso empate en la mítica Bombonera con la actuación de Miguel Rojas en la nómina titular.

Una semana más tarde, todo se definiría desde el punto blanco. Con una actuación estelar de Juan Carlos Henao en el arco deteniendo dos disparos desde los 11 pasos, el Once Caldas cumpliría el sueño de todo un pueblo, de toda Colombia, y en especial de Miguel Rojas, que representaría a todos los huilenses con un título continental.

“Fue algo Hermoso, algo que no se puede describir, es imposible no emocionarse o que salga una lágrima recordando esta gran hazaña, recuerdo que no nos daban como favoritos ni para pasar de primera ronda, era algo que solo nosotros creíamos posible, y fue así como lo conseguimos, recuerdo que nos tocó rivales de gran peso como Santos, Sao Paulo, el mismo Boca que era el más grande de América, y lograr sobrepasar esos partidos como lo hicimos, con jerarquía y ganas de triunfar, es algo para recordar siempre con mucha alegría, sin duda ha sido una de las alegrías y logros más importantes de mi carrera, y me siento orgulloso de haber representado a mi tierra de esta forma a nivel continental”, comentó.

Copa Intercontinental 2004

El Once Caldas y el Porto FC definirían la última edición de la Copa Intercontinental, que enfrentaba al campeón de la Copa Libertadores representando a América, y el campeón de la UEFA Champions League representando a Europa.

Con Miguel Rojas una vez más consolidado en el 11 titular, los blancos viajaban a tierras asiáticas con la ilusión de volver a celebrar, sin embargo, un cobro errado de los colombianos definió a Porto campeón en el 2004.

Retiro y llegada a Juventud Huila

Miguel Rojas en el año 2011 decidió poner fin a su carrera dejando una gran actuación como profesional, una gran enseñanza, y destacándose por ser un muy disciplinado y dedicado a su profesión.

En el año 2016, con la fundación del Club Juventud Huila, Javier Calderón junto con Paola Mora refuerzan su plantilla de entrenadores para generar un gran potencial en su escuela, y es allí donde Miguel Rojas el campeón continental forma parte de sus filas para ingresar a este gran proceso, que hoy en día es una realidad.

Miguel Rojas en el club Juventud Huila, que hace un año tiene convenio con el Club Atlético Huila, es el entrenador de diferentes categorías desde los más chichos hasta los más grandes, pues su compromiso a diario con sus deportistas se resalta, pues impone la misma disciplina y esfuerzo que lo impulsó siendo futbolista. Se caracteriza por ser un técnico bastante rudo y disciplinado, muy enfocado en sus objetivos, bastante puntual y muy profesional a la hora de dirigir un equipo.

“Estoy orgulloso de haber representado a mi tierra como lo hice, es alegría total debutar con el equipo de tu tierra, el equipo donde nací, es un sentimiento único y muy lindo, desde pequeño siempre está el anhelo de ser jugador profesional, y qué mejor que hacerlo en el equipo de tu tierra, a diario vemos jugadores después de un largo recorrido regresar al club donde inició, y ese siempre fue mi deseo, tuve la fortuna de retirarme acá y de cumplir grandes sueños como futbolista, siempre llevando en el pecho los colores de mi tierra, siempre luchábamos con el promedio del descenso, pero así mismo logramos consolidarnos en primera, con lucha, entrega, sacrificio logramos mantener al equipo en primera, fueron 5 años duros pero siempre lo sacamos adelante, y eso genera una alegría total que nunca voy a olvidar y siempre voy a estar agradecido”, manifestó

Es así como Miguel Rojas es pilar fundamental en la historia del balompié huilense, y pieza clave en la actualidad para ser formador de jóvenes que a diario luchan por un sueño y que el busca ser el acercador de esos mismos.

“Para ser futbolista se necesita mucho amor al fútbol, dedicación, tener metas y sueños. A los jóvenes se los recalco en toda circunstancia, cómo mejorar, cómo llegar, cómo mantenerse, y así ir formando y preparándolo en todo lo que debe afrontar un futbolista. Los invito a todos a unirse a la escuela deportiva Atlético Huila que en convenio con Juventud Huila, se ha consolidado como la mejor escuela de la región, conformado por unos excelentes entrenadores, con unas instalaciones adecuadas, con unas personas amantes al deporte y muy dedicados a su trabajo, por esa razón en esta escuela encontrarán la mejor forma de formarse como jugadores profesionales y que Dios quiera más adelante nos representen de una manera formidable en el profesionalismo”, concluyó Miguel Rojas.

 

Daniel Felipe Otálora Rodríguez
Practicante Comunicación Social y Periodismo
Universidad Surcolombiana